Un grupo bipartidista de senadores en Estados Unidos ha presentado un nuevo proyecto de ley con el objetivo de regular las plataformas de finanzas descentralizadas (DeFi). Esta iniciativa surge como respuesta al crecimiento y la popularidad de este sector, que ha planteado preocupaciones en términos de cumplimiento de las leyes contra el lavado de dinero.

Índice

El proyecto de ley y sus objetivos

El proyecto de ley, conocido como "Ley de Mejora de la Seguridad Nacional de Criptoactivos de 2023", ha sido presentado por los senadores Jack Reed, Mike Rounds, Mitt Romney y Mark Warner. Su objetivo principal es establecer requisitos más estrictos para las plataformas DeFi, en términos de cumplimiento de las leyes contra el lavado de dinero y la recopilación de información de los usuarios.

Según el proyecto de ley, las plataformas DeFi deberán permitir la investigación y recopilación de información sobre sus clientes, implementar programas de prevención del lavado de dinero, informar actividades sospechosas al gobierno y bloquear el acceso de personas sancionadas a sus servicios. De esta manera, se espera que estas plataformas operen de manera similar a los bancos tradicionales en términos de cumplimiento de la regulación.

El proyecto de ley también otorgaría mayores facultades al Departamento del Tesoro para supervisar y regular el uso de las plataformas DeFi, especialmente en lo que respecta a delitos financieros relacionados con el blanqueo de capitales.

Relacionado:  CAKE aumenta un 7% luego de la sugerencia de PancakeSwap de disminuir el suministro de tokens – DiarioBitcoin

Desafíos en la regulación de las plataformas DeFi

La regulación de las plataformas DeFi presenta desafíos únicos debido a su naturaleza descentralizada y su funcionamiento basado en la tecnología blockchain. Esto dificulta la aplicación de las leyes diseñadas para prevenir actividades ilícitas en el ámbito financiero.

En este sentido, las agencias gubernamentales y los legisladores están especialmente preocupados por el aumento de los delitos facilitados por criptomonedas y las vías de evasión del lavado de dinero. A pesar de los esfuerzos por regular el sector cripto de manera más amplia, las finanzas descentralizadas siguen siendo un área de preocupación y debate.

Es importante tener en cuenta que la privacidad financiera es un derecho legítimo de los usuarios de criptomonedas. Si bien es crucial prevenir el uso de estas plataformas para actividades ilícitas, también se debe encontrar un equilibrio entre la seguridad y la privacidad. La regulación propuesta debe tener en cuenta estas consideraciones para no frenar la innovación ni desplazar las actividades a jurisdicciones más amigables con las criptomonedas.

Proyectos de ley relacionados

Esta nueva iniciativa legislativa surge una semana después de que las senadoras Cynthia Lummis y Kirsten Gillibrand presentaran una versión revisada de su proyecto de ley cripto. Este proyecto busca otorgar mayores facultades a la Comisión para el Comercio de Futuros de Productos Básicos (CFTC) como regulador principal de las monedas digitales y establecer regulaciones específicas para las empresas emisoras de stablecoins.

En medio del panorama regulatorio caótico para las criptomonedas, los proyectos de ley como los presentados por estos senadores buscan abordar los desafíos que plantea este nuevo sector financiero en términos de cumplimiento de la regulación y prevención de delitos.

Conclusiones

La presentación de este proyecto de ley por parte de senadores de Estados Unidos refleja la creciente preocupación y el interés en regular las plataformas DeFi. Si bien es importante establecer regulaciones adecuadas para prevenir delitos y proteger a los usuarios, también es fundamental encontrar un equilibrio que no desaliente la innovación y el desarrollo de este sector financiero emergente.

Relacionado:  Exchange Bitrue pierde USD $23 millones en ETH, SHIB y otros criptoactivos tras sufrir un hackeo

Las discusiones sobre la regulación de las plataformas DeFi y las criptomonedas en general aún están en curso. Los legisladores deberán considerar diferentes perspectivas y buscar enfoques equilibrados y pragmáticos que permitan aprovechar el potencial de estas tecnologías sin comprometer la seguridad financiera ni la privacidad de los usuarios.